¡VIVA LA REVISTA!

¡VIVA LA REVISTA!

domingo, 20 de enero de 2013

Centenario de Carlos Llopis (1913-2013)

Amigos y amantes del teatro en general y de nuestra adorada, añorada y querida revista musical en particular. Hoy conmemoramos los cien años del naicmiento de uno de nuestros más queridos y, desgraciadamente olvidados, comediógrafos como lo era Carlos Llopis.
Su verdadero nombre era Carlos Miguel Fernández-Montero Llopis y nació en Madrid un 20 de enero de 1913.

Como suele suceder con las gentes del teatro, muy pronto comenzó a decantarse por el maravilloso arte de Talía gustando de cultivar una comedia amable y con abundancia de humor verbal valiéndose de géneros como el sainete, la farsa, la comedia policíaca y hasta la parodia con inolvidables títulos como Nosotros, ellas... y el duende, La vida en un bloc, Por cualquier Puerta del Sol, Con la vida de otro, Los posibles señores de Rodríguez, En un lugar de La Mancha¿De acuerdo, Susana?, ¿Qué hacemos con los hijos?, Ni Margarita ni el diablo, Cinco años y un día, Lo que no dijo Guillermo, Diálogos de un hombre solo, La cigüeña dijo "sí"... y lo que pudiera llamarse "trilogía intrascendente, formada por El amor tiene su aquél, El amor en microsurco y El amor... y una señora, entre otras muchas, llegando a conformar su puenta y una comedias.
Como autor teatral se encontraba a camino entre Arniches y Jardiel, según la autorizada opinión de don Alfredo Marqueríe.
 
Su producción fue llevada a escena por los más grandes actores de su tiempo como Conchita Montes, Alberto Closas, Aurora Redondo y Valeriano León, Fernando Fernán-Gómez, Guadalupe Muñoz Sampedro, Rafaela Rodríguez y José Alfayate, Pedro Porcel, familiar de quien les escribe, entre otros muchos.
Vuelvo a citar a don Alfredo Marqueríe: "Carlos Llopis tenía inventiva, fantasía, imaginación y un gran dominio de los resortes humorísticos y burlescos del diálogo".
Poseía siempre una honda melancolía, un rostro de profunda preocupación tras el que latía una sonora inventiva y un innato sentido del humor.
Cultivó además la revista escribiendo, por ejemplo, expresamente para Celia Gámez la comedia musical Vacaciones forzosas (1946), aunque también destacan en su producción "frívola"  Dos millones para dos (1944), Un pitillo y mi mujer (1948), Zafarrancho 1948 (1948), La cuarta de A. Polo (1951) o ¡Abracadabra! (1953), principalmente.
Falleció en su Madrid natal un lunes 6 de abril de 1970. D.E.P. don Carlos Llopis.