¡VIVA LA REVISTA!

¡VIVA LA REVISTA!

sábado, 12 de noviembre de 2011

Los artífices de LAS LEANDRAS: Francisco Alonso (II)

Estudió sus primeros años en los escolapios de Granada. Hijo de una notable pianista se interesó por la música desde su infancia y fue precísamente su madre la que le apoyó cuando, incapaz de superar las clases de disección abandonó la carrera de medicina en favor de sus estudios musicales. Inicialmente se formó con Antonio Segura, y posteriormente con Celestino Villa, maestro de capilla del coro de la catedral de Granada.
Sus primeras composiciones las realizó para las escuelas del Ave María y posteriormente compuso diversos bailes de salón como polkas, mazurcas, valses, etc. A los 16 años ya dirige la banda de los obreros polvoristas de El Fargue y posteriormente creó un orfeón en la Sociedad Filarmónica de Granada con el que ofrece diversos conciertos en Granada. Con 18 años estrena su primera obra lírica con La Niña de los Cantares, representada en el Teatro Cervantes en 1905. También en esta época se convierte en director de la banda del regimiento de Córdoba, con la que compone el pasodoble Pólvora sin Humo que llega a hacerse bastante popular.