¡VIVA LA REVISTA!

¡VIVA LA REVISTA!

martes, 21 de junio de 2011

El Molino Rojo de Madrid, un histórico cabaret

Hace ya algunos años que el panorama que ofrecía nuestra piel de toro, repleta por otra parte de locales que ofrecían espectáculos de variedades arrevistadas, flamenco, copla, music-hall o cuplé, desaparecieorn por completo en pro de la especulación urbanística o por un deseo insulso y sin sentido de reforma y amoldarse a los nuevos tiempos y necesidades.

El Molino de Barcelona, el Oasis o el Plata de Zaragoza, el Pay-Pay de Cádiz... por citar sólo algunos se han tenido que adaptar a los nuevos tiempos si querían seguir subsistiendo. Otras míticas salas, sin embargo como Pasapoga o el Molino Rojo de Madrid desaparecieron desgraciadamente por culpa de unos políticos ineptos que cayeron, como todos, en el poder de la especulación y el dinero.

¡Qué pena cuando paseé por Gran Vía aquella tarde y vi la decoración de Pasapoga en un contenedor! De buena gana me lo hubiera llevado todo, la verdad.

¿Y del Molino Rojo? No sé si alguno de vosotros llegásteis a visitarlo, pero poor esta sala de fiestas o cabaret, como quiera llamársle, desfiló buena parte del artisteo patrio, ya no sólo coplero o flamenco sino revisteril y humorístico. Desde Manolita Chen a Celia Gámez, desde La Chunga a Addy Ventura, muchas estrellas nacionales se tomaron una copa en la sala del Molino Rojo o llegaron a actuar.

Recuerdo una publicidad de la época que decía algo así como:

-Felipe, ¿dónde te metes?

-En la ca del Tribulete.

-¿Es que te vas con la panda?

-¡Amos, anda!

-¡Ojo, que voy al Molino Rojo!

El local también sirvió como plató cinematográfico para películas como La chica del Molino Rojo con Marisol o Polvo eres de Mnauel Summers y Nadiuska.

En la actualidad, el lugar en el que se encontraba ubicado este cabaret se encuentra emplazado un edificio de la UNED y, justamente al lado, en el Centro Social "La Tabacalera" se ha abierto, hace ya un año un Molino Rojo Freak Show que recomendamos encarecidamente por ofrecer un espectáculo que recuerda, aunque vagamente, a los ofrecidos por el Molino Rojo de la calle del Tribulete.

¡Ay... barrio de Lavapiés...! ¡Qué pena! ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?




1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo estuve en el Molino Rojo y ví actuar a Estrellita Castro. Bonitos recuerdos de aquel maravilloso Madrid.