¡VIVA LA REVISTA!

¡VIVA LA REVISTA!

viernes, 10 de septiembre de 2010

Mary Begoña... ¡Ay, sandunga, sandunga, sandunguera! (I)

Mary Begoña, nombre artístico de María Bragas Begoña,nació en Bilbao en 1929. Dedicada al principio de su carrera al género de las variedades donde empezó a los catorce años actuando en los locales dedicados a este género por el Sindicato de Espectáculos regido por la CNT durante la guerra. Tras el conflicto bélico del 36, cantaba el repertorio de Quintero, León y Quiroga. En 1943 se enrola en la compañía de Juanita Reina y en 1945 en la de Lola Flores y Manolo Caracol. Al año siguiente, Matías Colsada la contrató para una de sus muchas compañías de revistas como primera vedette estrenando De la Tierra a Venus. Con unas excelentes dotes para el cante, el baile y la interpretación, poseía un fuerte matiz flamenco y una gracia singular que la permitió participar en múltiples obras de índole revisteril como Tres días para quererte (1945), ¡Róbame esta noche! (1947), ¡A La Habana me voy! (1948), ¡A vivir del cuento! (1952), Los líos de Elías (1954), Timoteo, ¿qué las das? (1957), ¡Más mujeres! (1957), Sofía y la Loren (1956), Las siete mujeres de Adán (1957), Bésame con música (1958), Manolo ante el peligro o Festival del beso (1958), ¡Ay, qué pícaras faldas! (1960), Las alegres chicas de Portofino (1960), El hijo de Anastasia (1961), ¡Qué bello es ser tonto! (1971)..., muchas de ellas junto a su inseparable Antonio Garisa, con quien forma compañía recorriendo España entera cosechando innumerables aplausos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A finales de los años cuarenta y para promocionar la revista ROBAME ESTA NOCHe, se escuchaba con frecuencia por las emisoras de radio
un divertido y largo anuncio que comenzaba diciendo : Sra.(X), diga a sus hijas que no canten. Contesta :
Mis hijas cantan porque les sale de la garganta que no sé sabrá Vd. que es el órgano cantante.
¿Será posible encontrarlo?

Anónimo dijo...

El verdadero nombre de Mary Begoña es:
María Begoña Labraga Picado y no María Bragas Begoña. ¿De donde ha salido semejante disparate?. He creído necesario rectificar porque es un fallo bastante desagradable. Un cordial saludo.