¡VIVA LA REVISTA!

¡VIVA LA REVISTA!

jueves, 8 de enero de 2009

El maravilloso mundo de Colsada (y V)


Don Matías Yáñez Jiménez, conocido públicamente como Matías Colsada, fue siempre un avispado y sagaz empresario amante del teatro conocedor de todos los entresijos que se movía dentro de este maravilloso y difícil arte; pero, como empresario que era, también sabía sacar provecho de su inmenso poder. Solía firmar los libretos de las revistas bajo el seudónimo de Giménez (su apellido materno) al igual que Luis Cuenca y Pedro Peña hacían lo propio (García y Allén o Allende, respectivamente); sólo que Colsada no escribía ni una sola letra y, a efectos de remuneración de la SGAE, cobrababa suculentos derechos de autor. Así, consiguió amasar una inmensa fortuna gracias a los teatros que tenía en propiedad, a sus arrendamientos, a sus más de doce compañías y a sus royalties. Paradójicamente, su vida sentimental fue algo agitada. Mantuvo romances con algunas de sus estrellas como el sondado caso de Ingrid Garbo, quien, harta del empresario, la pilló "in fraganti" en el camerino del Apolo en brazos de un señor cuyo nombre no puedo decirles ya que aún vive; Tania Doris fue también una de sus musas con la que estuvo casi veinte años a pesar de que Colsada tenía esposa e hijos en Valencia. Ésta, conocedora de su turbulenta vida sentimental lo quería tanto que, como abnegada esposa, le perdonaba cualquier desliz. Aún hoy día vive. Esperemos que algún día se realice a Matías Colsada el homenaje que se merece al tiempo que, desde estas slíneas, pedimos a aquellos que lo conocieron o estuvieron en su nómina que nos escriban para contarnos anécdotas sobre el mayor empresario revisteril de la historia. Un hombre que se forjó a sí mismo y consiguió amasar un enorme imperio. Gracias, don Matías por su bondad y por todo lo que hizo por y para la revista. Un cariñoso saludo desde la Tierra para el cielo de los cómicos.

1 comentario:

Pere dijo...

No TODO fué "maravilloso" en el mundo de Colsada. Dejemos a parte su vida privada i vayamos al empresario. En el año 1986 cuidaba de la crítica teatral en uno de los periodicos de mi ciudad. El dia 11 de noviembre apareció la que hice de la revista LA CHICA DEL 17 que el dia anterior se habia representado en el Teatro Municipal. La crítica la titulé; LA REVISTA, TIENE RAZON DE SER HOY EN DIA?. A mi entender, NI la música de ALFONSO SANTIESTEBAN,NI la presentación, NI el "play back", NI mucho menos la vedette(Nadiuska), justificaban las 1000 ptas. de la entrada. Unicamente pude salvar "una pasarela" de LUIS CUENCA(contando chistes microfono en mano, que no tenian NADA que ver con la revista), y la veterania de LUIS OAR i PURA DE ALBA.
Al cabo de dos dias, me llama el director del periodico y me hace saber, que le ha llegado "en mano" una carta del Sr.COLSADA, pidiendo mas o menos mi cabeza, para salvar el honor del periodico. Afortunadamente,yo NO VIVIA de la crítica teatral, y por lo visto, al director del periódico, al contrario que a mi, la revista le importaba muy poco, ya que la cosa se limitió por su parte, a un comentario sarcàstico sobre el gènero,y me animó a seguir comentado teatro, cosa que hice un par de años más, en los que POR SUERTE, no volvió ninguna función de revista, ya que estaba en plena decadencia.
De aquel "lance" me queda como recuerdo la carta manuscrita del Sr.COLSADA y el sobre con el membrete ESPECTACULOS COLSADA,EMPRESA y al dorso TEATRO APOLO Barcelona.En el 86 me molestó. Hoy lo guardo como "oro en paño".