¡VIVA LA REVISTA!

¡VIVA LA REVISTA!

viernes, 12 de septiembre de 2008

Tania Doris, la última gran estrella del género frívolo ( y IV)


Tania Doris fue, es y seguirá siendo una de esas mujeres que no pasa desapercibida. Su imponente físico, su no menos imponente altura y su característica voz, hicieron de Tania un prodigio de vedette cada vez que su silueta caminaba por la pasarela. Matías Colsada, avispado e inteligente empresario teatral donde los haya, en cuanto la vio a los 18 años años no dudó un instante en convertirla en la máxima estrella de sus espectáculos lanzándola en decenas de títulos revisteriles que, desgraciadamente, fueron prontamente olvidados y ya sólo hoy los recuerdos aquellos que somos nostálgicos del género. Tania Doris, junto a Pedro Peña y Luis Cuenca, formaron un inolvidable trío revisteril que hizo las delicias de todos aquellos espectadores que, constantemente, rebosaban los patios de butacas, anfiteatros y gallineros del Monumental, Apolo, Cómico, La Latina...
Tras fallecer Colsada, Tania se vio envuelta en un turbulento conflicto con el resto de herederos del mítico empreario para reclamar la parte que legítimamente le correspondía. Ojalá haya solucionado el tema y todos los que la amamos, queremos y admiramos su carrera, deseamos que tenga una feliz y larga vida tal y como se merece tan insigne y grandiosa reina de la pasarela revisteril. Un beso Tania.

1 comentario:

pere dijo...

TANIA DORIS, para mi es "la vedette". Ya que es a la que he visto más veces. De la mano de Colsada, tanto en el Apolo barcelonés como cuando salian de gira -mi ciudad, era parada obligatoria-, junto con Luis Cuenca i Pedrito Peña, formaban un trio fantástico, al que daban gran apoyo nombres como Ruben Garcia, Luis Oar, Pura de Alba i "una segunda" de "infarto" como MARY FRANCIA. Tania estuvo siempre muy bien, sobre todo en los primeros años en títulos como "Una reina peligrosa", "llèvame a Paris", "Venus de fuego", "esta noche....sí". Desgracidament ella tambien vivió el declive del gènero, aun que muy dignamente.
Con su nombre real -LOLITA CANO-, la ví en el desaparecido Calderon de Barcelona en la Cia. de Tony Leblanc en YO ME LLEVO EL GATO AL AGUA. Ahora lo he recordado al ver el programa de aquella revista. Por aquel entonces, y en aquella compañía la "vedette" era Tony,al que recuerdo explicando el chiste de "la princesa y la rana", que al besarla se convirtió en un hermoso prícinpe. El chiste acabava así ..."este fué el cuento. Este fué el cuento, que la princesa le contó a su padre, cuando al dia siguiente la encontró en la cama con un señor". Genial Tony¡