¡VIVA LA REVISTA!

¡VIVA LA REVISTA!

miércoles, 17 de abril de 2013

"Los Chicos" y LA BLANCA DOBLE (I)

El “fenómeno” de la década de los cuarenta que suscitaría ríos de tinta, fieles y detractores, acontecerá en 1947 cuando la “humorada cómico-lírica” La Blanca doble, se lleve la palma no sólo por su inusitado y extraordinario éxito sino por las críticas vertidas en su contra desde todos los ámbitos del régimen franquista, especialmente morales y religiosos.
 
 
Y es que esta pequeña pieza maestra en su género, se convirtió, junto con La corte de Faraón, en la bestia negra de los censores teatrales. No bastó con que fuera prohibida, sus números censurados o sus parlamentos recortados, el público seguía asistiendo fiel a su representación. “Tigresas”, “Encaje de bolillos”, “¡Ay, qué tío!”, “Moreno tiene que ser”, “Los texanos”, “Agua de la fuentecilla”, el “Bugui-bugui” o “Las bomboneras” son números todos ellos tarareados por el público de la época una y otra vez.