¡VIVA LA REVISTA!

¡VIVA LA REVISTA!

lunes, 6 de septiembre de 2010

1910-2010. Centenario de Antonio Casal. Homenaje (I)

Queridos amigos y amantes del teatro en general y de la revista en particular. Iniciamos hoy una serie de reportajes dedicados a repasar la trayectoria profesional de uno de los actores españoles más queridos y recordados. Me refiero al gran Antonio Casal, quien, junto a su inseparable Ángel de Andrés formaron compañía durante varias temporadas llenando diversos teatros españoles y realizando múltiples giras por la geografía nacional.
Antonio Casal Rivadulla nació el 10 de junio de 1910 en Santiago de Compostela. Inició estudios de navegación marítima y de comercio en La Coruña. Sin embargo, pronto abandona ambas carreras y se traslada a Madrid donde inicia su carrera artística. Se incorpora a la Compañía teatral de Julia Lajos y más adelante en la de Társila Criado y Jesús Tordesillas. De ahí pasó sucesivamente a las compañías de Moreno Torroba y María Fernanda Ladrón de Guevara, con la que protagoniza La madre guapa.
Debuta en el cine en 1941 con "Polizón a bordo" que recrea el ambiente de su tierra,y pronto se convierte en uno de los principales galanes del panorama español, protagonizando sobre todo películas cómicas, como "El hombre que se quiso matar" (1941), de Rafael Gil, "Doce lunas de miel" (1943), de Ladislao Vajda, "La torre de los siete jorobados" (1944), de Edgar Neville o "El fantasma y Doña Juanita" (1944), de Rafael Gil.
Iniciada la década de los cincuenta prima su carrera sobre los escenarios y forma una Compañía de Revista con Ángel de Andrés (1950-1957) y más tarde la suya propia. Tuvo éxitos tan famosos como Las 4 copas,Los 4 besos o Entre pillos anda el juego.
A partir de los años 60 se centró sobre todo en la dirección y producción teatrales para disfrutar de nuevo de gran popularidad gracias a las series de Televisión española "Palma y Don Jaime" (1959), "Plinio" (1971) y "Animales racionales" (1972),también realizó la zarzuela La revoltosa para (TVE).
Su hija María Casal también se ha dedicado a la interpretación.