¡VIVA LA REVISTA!

¡VIVA LA REVISTA!

martes, 23 de abril de 2013

"Los Chicos" y LA BLANCA DOBLE (VIII)

La joven sirvienta tiene relaciones con Melitón y Lozoya desea a su ama. Se va Cristeta y llega a la tienda Blanquita; Lozoya coquetea con ella, envaneciéndose de manejar los beneficios del negocio.


Enterada de esto, Blanquita le invita a acudir esa misma tarde a su casa de la calle Serrano cuando se vaya su compañero Velilla, que es muy celoso; la luz verde en la ventana le informará del momento oportuno. Llega a la tienda Eleuterio Peláez, amigo de Lozoya, a quien éste cuenta la posibilidad de visitar a Blanquita si encuentra una coartada adecuada para convencer a su mujer.


Peláez, obsesionado con la idea de la muerte, le aconseja pedir permiso a Blanca para acudir al velatorio de un amigo. Ido Peláez, Blanca cede a la petición de su marido, que ha decidido que el amigo fallecido sea el mismo Peláez. Mientras Lozoya se acicala para la cita, Blanca envía una corona a Peláez, a nombre de su marido, para darle una sorpresa. Cuando Lozoya ha partido, llega a la tienda el propio Peláez horrorizado tras recibir la corona mortuoria, y revela a Blanca toda la verdad, acudiendo ambos a la calle de Serrano para descubir al esposo infiel:
Moreno tiene que ser
el hombre que me camele
rendido siempre a mis pies
lo mismito que un pelele.
Moreno me gusta más,
moreno tiene más sal.